viernes, 11 de diciembre de 2009

La Multa de Tráfico... ¡Fantasía!

No es una de las clásicas fantasías como la de Profesor-Alumna o Jefe-Secretaria, pero en este mundo de las Nalgadas y los Azotes las variantes y combinaciones son infinitas, siempre se producen situaciones que nos encantaría llevarlas a nuestro terreno y convertirlas en un escenario de "castigo".
Y es así que hoy les comparto un vídeo que he encontrado en una página de la red, debo confesar que esta aventura spanka si ha pasado por mis pensamientos, en algunas ocasiones como la autoridad y en otras como el infractor... definitivamente eso de los uniformes policiales da para muchas fantasías ¿verdad?.
...... .¿UNAS..NALGADAS..O..LA..MULTA? Una agente de Tráfico está realizando su ronda y se encuentra con un auto mal aparcado, inmediatamente saca su libreta y empieza a emitir la multa correspondiente... pero es interrumpida por otra mujer, la propietaria del auto en cuestión, esta intenta disculparse y pide de favor que no le multe ya que el coche es de su esposo y ante una noticia así este tomará serias represalias con ella.
La Agente de Policía, deja de escribir y mirando atentamente a la señora le dice que tiene dos opciones:
"aceptar la multa, o recibir un castigo"...
¿Qué ha dicho?... ¡un castigo!
Si eso he dicho, o acepta la multa o pasamos a su casa y sobre mis rodillas recibe usted unas buenas nalgadas... usted decide!.
Pero... esteeeeee

¿SÍ?... vamos que no tengo todo el día
Esta bien Agente, prefiero... prefiero las nalgadas, acompañeme es por aquí.
Una vez dentro de la casa la Agente se sentó cómodamente en un silla y dándose un golpe sobre la rodilla le señalo el lugar que ella debía ocupar, levanto su vestido y sin más empezó a golpear sobre las bragas de esta despistada mujer.

PLAFFF..PLAFFF..PLAFFF...¡esto le servirá de lección!, luego le bajo las bragas y continúo azotándola, esta vez sobre sus nalgas desnudas que ya empezaban a cambiar de color y temperatura.
Tras 10 minutos de castigo, las nalgas de la señora ya eran de un color rojo muy claro, tiempo para cambiar de posición e instrumento.
La agente ordeno que se levantara, ella lo hizo y rápidamente llevo las manos sobre sus nalgas para intentar calmar el dolor con un masaje, pero una nueva orden le hizo saltar.
¡Inclinese y coloque sus manos sobre el asiento de la silla!
La Víctima estaba más asustada aún, lentamente se colocó en la posición señalada mientras de reojo miraba su propio cepillo de madera en las manos de la cruel castigadora.

¡PLAFFF! ¡PLAFFF! los golpes empezaron a caer nuevamente produciendo un dolor más intenso en su ya castigado trasero... el strapp fue el siguiente instrumento, esa terrible correa de cuero dejaba largas franjas sobre las rojas nalgas de la señora que se balanceaba intentando hacer menos intenso el dolor ¡SPLASHHH! espero que ahora se fije mejor a la hora de aparcar ¡SPLASHHH! caso contrario usted ya sabe lo que le espera ¡SPLASHHH!... De pronto la puerta sonó ¡PLOPPP! y en la casa entró el esposo de la "pobre señora".¿Qué esta pasando aquí?...
La Agente se apresuró en soltar el strapp y tartamudeando intento explicar lo que estaba sucediendo... Señor su esposa a cometido una infracción de tráfico y se ha negado a ser multada, por esta razón he decidido aplicarle un castigo y ella ha aceptado.
¿Y quién es usted para decidir eso?... Creo que voy a tener que hablar con su Superior.
No, no haga eso por favor!!!.
Muy bien en ese caso creo que voy a tener que aplicarle el mismo castigo... al escuchar esto, la Agente se quedó muda y con una cara de total asombro.
El hombre se sentó en la silla y............
Bueno, supongo que ya se imaginan como sigue la historia ¿verdad?.

Aquí el vídeo:
http://www.empflix.com/view.php?id=25229
¡OJO!... Es posible que la página no se vea bien con el primer intento, es solo cuestión de insistir y luego a disfrutar OK.

Hasta pronto amigos...

4 comentarios:

susana dijo...

Bueno, bueno, las tres se llevaron sus buenas nalgadas, como se merecían.
Me encanta la fantasía de estas situaciones, donde una figura de autoridad perdona una multa o cualquier sanción con una azotaina, desde luego la agente se lo estaba pasando de cine hasta que llegó el marido de la rubia. Lo que más me gusta es que el marido no sólo se toma la revancha contra la agente sino que también castiga a su mujer, y también me gusta mucho que el spanker utilice un elemento doméstico, para azotar las bellas nalguitas de su mujer.
La esposa también se desquita al final, es estupendo este cambio de roles; con las nalguitas todavía calentitas da una buena zurra ella también.

En fin, una delicia completa, calentita y rojita, qué rica.

Estupenda entrada Mauri.

Camaleon72 dijo...

Hola Susanita,
Gracias nuevamente por este gran comentario, me encanta como lo resumes y fijas los detalles de las partes más "importantes" en el vídeo.
Como ya dije en el post, también soy de los que disfruta con esas escenas de castigos aplicados por una autoridad.
Besos guapa.

Anónimo dijo...

Castigo aplicado por la autoridad, ¡que gran tema! Una escena que no se me quita de la cabeza es la de una pareja de policias (hombre y mujer) deteniendo y esposando a una jovencita algo altiva enfundada en unos vaqueros prietos que comete una infracción de tráfico.

La siguiente escena que vemos es a la infractora tumbada boca abajo en el asiento de atras sobre las rodillas de los agentes. La mujer policía sostiene sus tobillos y sonríe. La camara se fija en el rostro de la jovencita. "¡Vamos a tener que calentarle el trasero jovencita!" exclama el hombre policía con voz autoritaria. "No se atreverá... exclama la muchacha sonrojándose".

Oímos ruido de ropa y vemos que la chica mueve la cabeza, luego oimos claramente el sonido de una nalgada, luego de otra, la detenida se muerde el labio, protesta timidamente, a medida que los azotes se suceden, parece resignarse aguantando estoicamente.

En el siguiente plano encontramos a la mujer policía fuera del coche quitando las esposas a la jovencita. "Puede irse". Los policias suben al coche patrulla y se alejan dejando a la chica junto a su vehículo. Esta se frota las nalgas con el rostro aun encendido y con delicadeza toma asiento en su auto, arranca y se va.

Camaleon72 dijo...

Hola Anónimo,
Excepto por eltema de las esposas la fantasía es muy buena.
En mi caso me gustaría más si la chica recibiera nalgadas por parte de los dos agentes, 1º el Agente sentado en la parte de atrás pero en el asiento más próximo a la chica, esta estaría tumbada sobre sus rodillas y con los pies hacia afuera del cuche mmmmmm ¡delicioso!... posteriormente igual pero en este caso la Agente azotando sobre sus nalguitas desnudas ¡Genial!.
Gracias por el comentario amigo.
Un saludo.